Búsqueda personalizada

domingo, mayo 8

181-Centro del conflicto actual:El monte del Templo en Jerusalén


Columnas con siglos de antigüedad, a la izquierda, fueron desenterradas durante excavaciones ilegales en el monte del Templo. Se cree que la cantería ornamental, a la izquierda y arriba, pertenecía al complejo del templo de la época de Jesús; a la derecha abajo se ve el interior vacío del domo de la roca, y el supuesto lugar desde donde Mahoma ascendió al cielo con todo y caballo. Con el pretexto de renovar, están destruyendo
o cubriendo los restos del templo judío porque ellos niegan que alguna vez
hubiera habido una presencia judía en el monte del Templo.

El monte del Templo en Jerusalén: Centro del conflicto actual
Leen Ritmeyer es arquitecto arqueólogo, conferencista y profesor. Es tal vez la autoridad mundial más famosa en arquitectura y arqueología del monte del Templo en Jerusalén, sitio de los templos construidos por Salomón y Zorobabel, y la extensa renovación del segundo templo que llevó a cabo Herodes el Grande. El Dr. Ritmeyer ha participado en muchas excavaciones en Jerusalén, ha levantado planos del sitio y trazado bocetos de la reconstrucción. Sus ilustraciones aparecen en muchos libros importantes, atlas de la Biblia y publicaciones académicas. El Dr. Ritmeyer cursó estudios profesionales en las universidades de York y Manchester, ambas en Inglaterra. Ha dado muchas conferencias en Israel, Inglaterra, Europa y Estados Unidos; actualmente enseña en el Heritage College en Adelaida, Australia. El Dr. Ritmeyer es el autor o coautor de The Temple and the Rock [“El templo y la roca”] (1996), Secrets of Jerusalem’s Temple Mount [“Secretos del monte del Templo en Jerusalén”] (1998), From Sinai to Jerusalem
[“Del Sinaí a Jerusalén”] (2000), The Ritual of the Temple in the Time of Christ [“El ritual del templo en la época de Cristo”] (2002) y Jerusalem in the Year 30 A.D. [“Jerusalén en el año 30 d.C.”] (2004).
Cláusula #181
Lectura: 1 minuto


CLICK HERE FOR THE ENGLISH VERSION .
Índice completo de este sitio web: >>>>>>^click índice

Enviar este artículo por correo a unas personas/entidades clave(ellos solo recibirán el enlace): click acá

Siguiente: 182-significado genuino de fiestas biblicas

MUCHO MUY relacionada:163-METÁFORAS de la eternidad o enseñanzas DIRECTAS?
MUCHO MUY relacionada:151- Qué ordenó predicar Jesús EN REALIDAD?
MUCHO MUY relacionada: 5-Terminología extrabíblica de Roma
MUCHO MUY relacionada:62-Cuál es el tema central de la biblia?

nota: visítenos pronto, sólo busque con google: 150 frases religiosas que NO están en la biblia

COMPARTE ESTE ARTÍCULO en tu perfil/red social::

El monte del Templo en Jerusalén: Centro del conflicto actual
Leen Ritmeyer es arquitecto arqueólogo, conferencista y profesor. Es tal vez la autoridad mundial más famosa en arquitectura y arqueología del monte del Templo en Jerusalén, sitio de los templos construidos por Salomón y Zorobabel, y la extensa renovación del segundo templo
que llevó a cabo Herodes el Grande. El Dr. Ritmeyer ha participado en muchas excavaciones en Jerusalén, ha levantado planos del sitio y trazado bocetos de la reconstrucción. Sus ilustraciones aparecen en muchos libros importantes, atlas de la Biblia y publicaciones académicas. El Dr. Ritmeyer cursó estudios profesionales en las universidades de York y Manchester, ambas en Inglaterra. Ha dado muchas conferencias en Israel, Inglaterra, Europa y Estados Unidos; actualmente enseña en el
Heritage College en Adelaida, Australia. El Dr. Ritmeyer es el autor o coautor de The Temple and the Rock [“El templo y la roca”] (1996), Secrets of Jerusalem’s Temple Mount [“Secretos del monte del Templo en Jerusalén”] (1998), From Sinai to Jerusalem
[“Del Sinaí a Jerusalén”] (2000), The Ritual of the Temple in the Time of Christ [“El ritual del templo en la época de Cristo”] (2002) y Jerusalem in the Year 30 A.D. [“Jerusalén en el año 30 d.C.”] (2004).


Entrevista exclusiva con el
Dr. Leen Ritmeyer
El monte del Templo en Jerusalén:
Centro del conflicto actual


Entrevista por Scott Ashley
Las Buenas Noticias: ¿Podría usted explicarnos brevemente su perspectiva de
por qué Jerusalén es un lugar tan importante desde el punto de vista bíblico?
Leen Ritmeyer: Jerusalén fue escogida específicamente por Dios. Al remontarnos
al tiempo de Abraham, Dios lo envió al monte Moriah [que más tarde vino a ser
el monte del Templo] a sacrificar a su hijo Isaac, un tipo del sacrificio más grande que más tarde se llevó a cabo con la crucifixión de Jesucristo. Tiempo después, Dios le dijo a Moisés que cuando su pueblo llegara a esa tierra, escogería un lugar “para poner en él su nombre” (Deuteronomio 12:11). Este es el único lugar en todo el mundo que Dios ha escogido “para poner en él su nombre”.

La historia continuó cuando David construyó por primera vez un altar y Salomón construyó el templo. Se centralizó el lugar de adoración y allí tenían que acudir los israelitas tres veces al año, en las grandes fiestas de la Pascua, la Fiesta de las Semanas y en la Fiesta de los Tabernáculos. Era el único centro para su adoración.

BN: Jerusalén es considerada sagrada por las tres grandes religiones monoteístas: el judaísmo, el cristianismo y el islamismo. ¿Cómo y a partir de cuándo se empezó a considerar como uno de los lugares sagradosdel islam?
LR: Ocurrió durante el siglo VII, cuando el califa Omar vino a Israel. Durante ese tiempo los musulmanes conquistaron todo el Cercano Oriente y llegaron hasta Europa.

Los musulmanes tenían sus dos lugares sagrados, La Meca y Medina, que habían sido establecidos por el profeta Mahoma. Cuando el califa Omar conquistó Jerusalén surgieron toda clase de leyendas. Él quería saber dónde había estado el Lugar Santísimo del templo de los judíos. Según la leyenda, más tarde Mahoma vino a Jerusalén y subió al cielo en su caballo. Y a partir de esto fue escogido como el tercer lugar sagrado del islamismo, para conmemorar la ascensión al cielo de su profeta Mahoma.

Al comienzo, todos los musulmanes oraban postrándose hacia Jerusalén, pero más tarde eso cambió y las oraciones se dirigían hacia La Meca. La Cúpula de la Roca fue construida alrededor del año 700 d.C., y la mezquita de Al Aqsa fue añadida más tarde al monte del Templo. Ha habido algunas renovaciones y reconstrucciones, pero básicamente permanecen como estaban al principio.

BN: Después de eso, durante muchos años Jerusalén no tenía gran importancia para los musulmanes. ¿Cómo llegó a alcanzar semejante grado de importancia para el mundo islámico?
LR: Su importancia era menor que la de La Meca y Medina, pero desde que se estableció el Estado de Israel, el conflicto entre árabes y judíos se ha ido agravando. Ahora este sitio, el monte del Templo, es el tercer lugar más sagrado para los musulmanes y
el único lugar santo para los judíos. Desde luego, por la Biblia y aun por la arqueología sabemos que los judíos estaban allí mucho antes que los musulmanes. Éstos últimos, aunque ahora son una minoría dentro del país, quieren toda la tierra para ellos; no sólo el monte del Templo sino toda la tierra de Israel. El reclamo de los judíos se remonta mucho más atrás, a los tiempos bíblicos, pero los musulmanes lo niegan. Por otra parte, los musulmanes dicen que ellos se remontan a 1.300 años atrás, y que ningún otro pueblo tiene derecho a ocupar su territorio.

El embrollo está cada vez más centralizado en el monte del Templo. El trabajo que actualmente están haciendo los musulmanes en la cima del monte tiene el objetivo de fortalecer su presencia allí. Están convirtiendo en mezquitas algunas estructuras subterráneas, tales como la puerta Dorada (una puerta con estructura de cámara construida por el rey Herodes) y los establos de Salomón (una gran expansión que data de las épocas de Herodes y de las Cruzadas, que al principio se creyó que había sido construida por Salomón). Con el pretexto de renovar, están destruyendo o cubriendo los restos del templo judío porque ellos niegan que alguna vez hubiera habido una presencia judía en el monte del Templo.


BN: ¿No es cierto que las antiguas autoridades musulmanes reconocieron que este
era el sitio del templo de Salomón?
LR: Sí, ciertamente. Esta es la razón por la que inicialmente fue escogido como el sitio de la Cúpula de la Roca. El califa Omar preguntó específi camente cuál era el lugar del templo para que pudiera construir un monumento para conmemorar la ascensiónde Mahoma.

BN: ¿Cómo se llegó a la situación actual en la que los musulmanes controlan la cima del monte, en tanto que los israelíes controlan el resto de Jerusalén que lo rodea?
LR: Toda la ciudad antigua, incluido el monte del Templo, fue arrebatada a Jordania por los israelíes en la guerra de 1967. Se habló entonces entre los israelíes que debían deshacerse de las mezquitas y reconstruir el templo. Pero el gobierno israelí tenía miedo de las repercusiones internacionales si lo hacían. Así que los israelíes controlan toda la ciudad antigua, pero les permiten a los musulmanes controlar el monte del Templo. Este control no significa que pueden construir y hacer lo que les plazca. Tienen el derecho, otorgado por Israel, de ejercer la libertad religiosa y tener acceso a sus lugares sagrados, aunque en años recientes los musulmanes han impedido el acceso de los no musulmanes al monte del Templo. Ellos no están cumpliendo el acuerdo. Por supuesto, toda la ciudad antigua es también una zona arqueológica. De acuerdo con la ley, nadie puede excavar sin tener supervisión arqueológica. Pero los musulmanes han estado burlándose de la ley en los últimos años al hacer lo que están haciendo en el monte del Templo.

BN: ¿Puede darnos algunos detalles específicos de lo que ha estado ocurriendo recientemente en el monte del Templo, desde el punto de vista arqueológico?
LR: En los últimos años, los establos de Salomón han aparecido en las noticias. Hay
un gran salón subterráneo que tiene estructuras que datan desde de las Cruzadas y de
las épocas musulmana y herodiana, algunas con 2.000 años de antigüedad. Con el fin de reforzar su reclamo acerca del monte del Templo, los musulmanes están usando las estructuras subterráneas como lugares de adoración, especialmente los establos de Salomón. Este lugar había estado abierto al público por mucho tiempo, hasta que recientemente decidieron transformarlo en una mezquita. El problema es que es una área subterránea muy grande, con espacio para 10.000 adoradores, pero la única vía de entrada y salida eran unas escaleras muy estrechas. Si se presentara una situación crítica, sería imposible que las personas pudieran escapar. Por lo tanto, necesitaban ampliar la entrada. Ellos sabían que no iban a obtener el permiso para construir una nueva entrada, así que en secreto, por la noche, excavaron un lugar de 900 metros cuadrados por 10 metros de profundidad. Utilizando buldózeres sacaron centenares de toneladas de material con el fin de poder construir una escalera más grande. Como consecuencia, no sólo han destruido muchos restos arqueológicos, sino que además, a juzgar por las piedras que sacaron, destruyeron un gran muro. En mi concepto, ese muro fue construido por el rey Ezequías alrededor del año 700 a.C.
Estas excavaciones han sido devastadoras. Los arqueólogos usualmente no protestan
si al excavar se lleva un registro de lo que se ha ido encontrando, pero traer
maquinaria pesada y destruirlo todo es algo completamente diferente. Como los
escombros se botaron en el valle cercano, allí se han encontrado fragmentos de las
hermosas puertas del complejo del templo de Herodes. Aunque uno puede fotografi
arlos y registrarlos, no se puede saber de dónde vinieron. Se ha encontrado gran número de bloques de piedra caliza que deben haber sido parte de importantes edifi cios judíos. Pero éstos han desaparecido. Tan pronto como la excavación estuvo lista, ahí mismo empezaron a cubrir las antiguas ruinas, así que no hay forma de saber qué fue lo que destruyeron.

Algunos bloques fueron tallados y usados como piedras de pavimento. Es una situación triste e ilegal. Pero a pesar de las protestas de muchos arqueólogos y de peticiones al gobierno, no se ha hecho nada para detenerla.

BN: Así que, en este caso la motivación ha sido, al menos en parte, borrar las pruebas de la presencia judía en el monte del Templo, ¿no es así?
LR: Sí. Por ejemplo, investigaciones anteriores acerca de los establos de Salomón revelaron que allí había una arca antigua y muchas piedras herodianas. En el interior de la esquina suroriental, se pueden ver restos de ventanas herodianas que eran parte de una torre. Y en la pared del sur había una piedra herodiana hermosamente decorada
con racimos de uvas y diseños geométricos. No sabemos qué pasó con todo esto.

BN: ¿Cómo consideran el monte del Templo los judíos religiosos?
LR: Para muchos judíos religiosos, este es el único sitio en el que pueden adorar a
Dios, según las leyes mosaicas. A muchos israelíes no les importa el monte del Templo
y el solo pensamiento de sacrifi car animales es algo repulsivo para ellos. También
hay un grupo numeroso de religiosos judíos que saben que no pueden adorar verdaderamentea Dios de acuerdo con los preceptos mosaicos si no tienen un templo.
Hay dos instituciones, los Fieles del Monte del Templo y el Instituto del Templo,
que están tratando desesperadamente de adorar en el monte del Templo. Han estado
preparando las vestiduras sacerdotales, las vasijas de oro y plata, las trompetas
de plata y el candelero de oro. ¡Están listos para adorar allí mañana mismo! Pero por
supuesto, les hace falta construir un altar. En las circunstancias actuales, no se les va a permitir construir un altar ni ninguna otra estructura. Lo que quieren fi nalmente es construir un templo. Esto plantea una gran difi cultad porque la Cúpula de la Roca se levanta en el sitio donde anteriormente estaba el templo judío.
Ellos saben que no pueden construir el templo por sí solos. Pero así como en
la época en que regresaron del exilio en Babilonia, Zorobabel y Josué construyeron
primero un altar, ellos ahora quieren empezar construyendo un altar, creyendo que
tan pronto tengan un altar y comiencen los sacrificios, el Mesías vendrá y les ayudará a construir el templo. Así que cada año tratan de traer una piedra
angular al monte del Templo para empezar a adorar. También tratan de celebrar
algunos ritos antiguos. Hace pocos años celebraron el sacrifi cio de la Pascua en el
monte Sion. Estas personas tratan desesperadamente de empezar a adorar a Dios de
acuerdo con su entendimiento.

BN: ¿Así que ellos podrían empezar los sacrificios sin tener un templo, si tan sólo
tuvieran un altar?
LR: Sí, efectivamente. El altar siempre ha sido primero que el templo. Noé construyó
un altar. Abraham construyó un altar. David construyó un altar. El templo fue construido después. El templo fue construido para que el arca del pacto estuviera
allí. Ellos no tienen el arca del pacto ahora, pero por medio de los sacrifi cios creen que tienen una relación con Dios. El altar es la primera cosa que quieren
construir, y creen que sólo pueden construirlo en el mismo lugar donde estuvo el altar original. Creen que el altar que fue construido por Herodes el Grande y fue destruido en el año 70 d.C., estaba en el mismo lugar en que estuvo el altar de
Salomón, y el mismo lugar en que estuvieron los altares de David y Abraham. He podido señalar exactamente dónde estaba, y en la actualidad estaría al oriente de la Cúpula de la Roca.

BN: ¿Coinciden las conclusiones de esas personas acerca de la localización del
templo con las investigaciones que usted ha hecho?
LR: Sí. Durante muchos años he estado investigando acerca de la localización del
templo y creo que he podido mostrar que las zanjas de los cimientos de los muros del
Lugar Santísimo del templo de Salomón todavía pueden verse en la roca que está
dentro de la Cúpula de la Roca. Esto ha sido algo aceptado por la mayoría de los arqueólogos. Y después de que he podido localizar el Lugar Santísimo, que es un cuadrado de 20 codos [un codo = aproximadamente 45 cm.], justo en el centro se puede ver la depresión que Salomón tuvo que hacer para colocar el arca del pacto.
No se podía colocar el arca en forma desalineada; tenía que estar exactamente en su sitio, en una forma digna. Todo esto ha sido preservado hasta el día de hoy. Ha habido otras proposiciones que ubican el templo al norte o al sur de la Cúpula de la Roca. Creo que están más motivadas por la posibilidad de reconstruir el templo sin tener que destruir la Cúpula de la Roca, ¡algo que comenzaría la próxima guerra
mundial! Pero estas localizaciones no son aceptadas por la mayoría de los arqueólogos, y con mayor razón por las comunidades religiosas judías. Ellos creen que el templo estuvo donde está ahora la Cúpula de la Roca, y no van a construir el templo en ningún otro lugar. Desde el punto de vista cristiano, si uno cree que estamos viviendo en los tiempos del fi n y que existe la posibilidad de que el altar sea reconstruido por los judíos, entonces los musulmanes y judíos tendrán que llegar a un acuerdo para tratar de alcanzar la paz en esta tierra turbulenta.
Cuando en Daniel 11 y 12 se nos habla acerca de un pacto y de sacrifi cios, esto nos da a entender que existe la posibilidad de que a los judíos se les permita construir un altar y empiecen a ofrecer los sacrificios nuevamente, poco antes del regreso del Mesías. Tendremos que esperar y ver lo que sucede.


visto en click acá

imagen2 muro del templo

Índice completo de este sitio web: >>>>>>^click índice
QUE SE DIVIERTAN!!!


ok

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Porfa pincha en "seleccionar perfil"/"nombre/URL" y comparte tu página(si tienes) con nosotros escribiendo la dirección en el espacio "URL"...(luego pincha en "publicar un comentario") TOOODOS CALLARON MENOS: