Búsqueda personalizada

domingo, febrero 15

57- El extasis alternativa divertida o mortal

El extasis alternativa divertida o mortal?

El cerebro transforma naturalmente la L-dopa en domamina: Pregunto: si es que la realidad YA está plagada de multiformes riesgos; PORQUÉ entregarnos VOLUNTARIAMENTE como oveja al matadero a otro riesgo que es absolutamente innecesario? El más grave error se comete CUANDO cedemos a las primeras curiosidades de nuestra juventud: NADA costaba contestar "-ya me pasé los primeros 14 años de mi vida sin necesitar consumir esa sustancia-": NO se necesitan drogas: El alcohol, pornografía, glamour, drogas, alta velocidad y sexo son una barata imitación de lo que el Espíritu Santo puede producir en la mente humana; al fin de cuentas, QUE ESTOY tratando de demostrar? Que el ser humano lo puede hacer más rápido o más cerca de sufrir heridas graves? Qué es lo que voy a ganar? acaso ES QUE estoy compitiendo por OBTENER un HIPÓCRITA aplauso?

"Cómo puedo hacer para tener un paro cardíaco o un accidente mortal?"

Maradona el día y momento en que se descubrió su consumo de no sé qué sustancia...

Cláusula #57
Lectura: 1 minuto





CLICK HEREFOR THE ENGLISH VERSION.

Índice completo de este sitio web: >>>>>>^click índice

Enviar este artículo por correo a unas personas/entidades clave(ellos solo recibirán el enlace): click acá

Siguiente: 58- Si no vienes a dar de corazon la vida

COMPARTE ESTE ARTÍCULO en tu perfil/red social:


El extasis alternativa divertida o mortal?

¿Una droga inofensiva?



El éxtasis, también conocida como "e", "Adán" o "XTC", "M", "MDMA"(metilendioximetanfetamina), es la última novedad de las drogas entre la juventud. Eso no quiere decir que sea nueva; de hecho, fue inventada hace casi un siglo por la empresa farmacéutica alemana Merck y fue usada brevemente por los sicoterapeutas en la década de 1970. Fue popular durante unos cuantos años en la década de 1980 como una droga de la calle y después desapareció hasta recientemente. Ahora su uso entre la juventud va en aumento.

La policía británica estima que 500.000 ingleses toman la droga cada fin de semana. Del medio millón de turistas jóvenes que visitan la isla española de Ibiza cada verano, uno de cada ocho toma éxtasis casi todas las noches. La Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés) dice que la droga está disponible en por lo menos 21 estados así como también en Canadá, y que es particularmente popular entre los estudiantes universitarios y los profesionales jóvenes.

El éxtasis es llamado una "droga de salón", porque se vende y se usa en los salones de baile. Las drogas de salón son populares entre los estudiantes de preparatoria y universitarios en todas las fiestas clandestinas nocturnas con música de rock electrónico, que son llamadas "delirios". La policía de Fénix, Arizona, comentó recientemente que según sus cálculos hasta un 90 por ciento de los jóvenes que concurren a las fiestas de delirio toman éxtasis.

Los usuarios la consideran una "droga inofensiva", una droga que hace que el usuario se desinhiba y experimente sentimientos semejantes a los ocasionados por el éxito más grandioso o los logros de toda una vida. Se dice además que no es adictiva. A diferencia de cualquier otra droga, eleva los sentimientos de empatía, comprensión y aceptación de otras personas. Probablemente el principal enfoque de los usuarios en esta cultura del placer es la habilidad del éxtasis para intensificar los deleites de la intimidad sexual. El máximo atractivo del éxtasis es que no causa ningún daño al usuario . . . al menos, ese ha sido el mensaje de la propaganda que lo rodea. Y millones de jóvenes están aceptando el mensaje. Ellos pagan de 20 a 40 dólares por una píldora, la cual los pone en onda durante un período de 6 a 8 horas.

"El 8 por ciento de los estudiantes de último año de preparatoria en los EE.UU. dicen que la han probado cuando menos una vez; en 1997 fueron el 5,8 por ciento . . . Oficiales de aduanas [de EE.UU.] ya han confiscado más éxtasis este año fiscal, más de 5,4 millones de píldoras, que en todo el año pasado. En 1998 confiscaron sólo 750.000 píldoras" (revista Time, "The Lure of Ecstasy" ["El atractivo del éxtasis"], 5 de junio de 2000). Nadie puede decir con certeza cuántas píldoras llegaron a las calles.

Millones de adolescentes y jóvenes adultos en todo el mundo se están poniendo en onda con éxtasis. Cada vez hay más pruebas de que esta droga tiene efectos secundarios peligrosos, inconcebiblemente mucho peores de lo que antes se creía.


Una "industria" multimillonaria

El año pasado el programa de televisión 60 Minutes II ("60 minutos II") informó que Amsterdam, Holanda, es la principal fuente del éxtasis que entra en los Estados Unidos. La reportera Vicki Maybrey entrevistó a un investigador criminalista holandés cuya unidad especial cerró 35 laboratorios productores de éxtasis en los cinco últimos años. Sin embargo, los márgenes de ganancias son tan increíblemente grandes que por cada laboratorio que cierran, aparecen 10 laboratorios nuevos.

En el programa se mostró una máquina productora de éxtasis de uno de los laboratorios ilegales que fueron cerrados. Era capaz de producir 300 píldoras por minuto a un costo de 20 centavos cada una. Esto arroja una cifra de 1,2 millones de píldoras por semana, suponiendo que la máquina puede funcionar durante 10 horas cada día. Con un costo de producción de $240.000 dólares por semana, los criminales producen drogas con un valor de mercado de $24 a $48 millones de dólares. Si se calcula la producción anual para 50 semanas (¿les dan los criminales a sus empleados vacaciones de dos semanas?), eso se traduce en $1.200 a $2.400 millones de dólares anualmente, por cada laboratorio.

Si consideramos que el investigador holandés reconoció que en los cinco últimos años han surgido 350 laboratorios tan sólo en su zona jurisdiccional del sur de Holanda, el potencial de las ganancias mal habidas asombra la imaginación. No es de sorprenderse que el crimen organizado está fuertemente metido en la distribución y venta del éxtasis. Maybrey dijo que los oficiales les atribuyen a los carteles del crimen organizado italianos y rusos la mayor parte del éxtasis que entra en los Estados Unidos.

Si eso es verdad, el crimen organizado fuera del país está trabajando de común acuerdo con las familias mafiosas de los EE.UU. Salvatore Gravano fue arrestado en Fénix, Arizona, por su complicidad en la venta de aproximadamente 30.000 píldoras de éxtasis por semana. Gravano es mejor conocido por su alias "Sammy el Toro" que le fue dado cuando era un asesino a sueldo para la mafia, antes de convertirse en un informador de la familia mafiosa de John Gotti. El caso está todavía en juicio, pero se dice que en la organización productora de éxtasis de Gravano está una banda de supremacía blanca conocida como los Perros del Diablo (porque los miembros de la banda "ladran" cuando asaltan a sus víctimas).

¿Por qué es que millones de adultos jóvenes están dispuestos a probar su mercancía? Indudablemente existe un elemento de antipatía hacia las instituciones tradicionales que tan a menudo es parte de la juventud. "Si a mis padres no les gusta, ¡a mí sí! Si mis padres no quieren que yo la tome, ¡la tomaré!" Además, el uso del éxtasis está ahora de moda; es lo que está en boga. Y el éxtasis tiene una reputación resplandeciente entre la cultura de fiesta por sus muchos atributos positivos y, según se dice, sus leves efectos negativos.


¿Qué le da al éxtasis su resplandeciente nombre y reputación?

¿Qué es lo que causa esos "atributos positivos"? El nombre químico del éxtasis es metilendioximetanfetamina, y la droga es conocida por el acrónimo MDMA (por sus siglas en inglés). Según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA por sus siglas en inglés), es "una droga sintética, sicoactiva (que altera la mente) con propiedades alucinógenas y similares a las de las anfetaminas".

Los consumidores del éxtasis arguyen que la droga no es alucinógena, sino más bien "un fuerte antidepresivo". Esta es una descripción errónea de lo que hace el éxtasis, como lo demostraremos. Las sensaciones eufóricas creadas por la MDMA son el resultado de un neurotransmisor conocido como serotonina. Aunque la ciencia no entiende por completo el papel de este neurotransmisor, se piensa que la serotonina ayuda a crear estados de ánimo positivos. La MDMA tiene un efecto dual que infunde el cerebro con grandes cantidades de serotonina.

Primeramente, les ordena a las neuronas que almacenan la serotonina, que se descarguen.

Se necesita aproximadamente una hora para que los receptores se liguen con la serotonina y empiecen a causar sensaciones de empatía, felicidad, aumento de sociabilidad, sensación acentuada del tacto y sensibilidad a la luz. (Debido al poderoso impacto de la luz en los sentidos de los consumidores de éxtasis, los salones de baile tienen por lo común espectáculos de luz. Al bailar, las parejas ondean resplandecientes varas de distintos colores debido a la elevada sensación de placer que esto les da. Los padres necesitan estar alerta a los adolescentes que tienen varas de colores resplandecientes, lo cual es una indicación de que consumen éxtasis.) Las sensaciones de placer, llamadas "rolling" ["rodantes"] en la cultura de las drogas, pueden continuar por varias horas más.

¿Cómo puede la MDMA evocar respuestas sensoriales más agudas que las que el cuerpo produce normalmente? La descarga de serotonina inducida químicamente por la MDMA es de una cantidad mucho mayor de la que estas neuronas descargarían bajo condiciones normales.

Pero esa es sólo la primera línea de coerción que el éxtasis ejerce sobre las funciones normales del cerebro. El cerebro está diseñado de tal manera que, bajo funciones normales, parte de la serotonina descargada sea devuelta a las neuronas de almacenamiento. Así, no toda la serotonina descargada se liga a los receptores. No obstante, la MDMA impide químicamente la reabsorción de la serotonina, lo que ocasiona que más serotonina se ligue a los receptores, y es así cómo son amplificadas las sensaciones positivas asociadas con este maravilloso neurotransmisor.

Sólo de esta manera la MDMA se asemeja a un antidepresivo, el cual impide la reabsorción de la serotonina. No obstante, los antidepresivos funcionan únicamente con la serotonina descargada de manera natural por el cerebro, una cantidad mucho menor que la inducida químicamente por la MDMA. Es por lo tanto una tergiversación de los hechos y un grave error afirmar que el éxtasis es "un poderoso antidepresivo".


Entonces, ¿cuáles son los efectos negativos?

¿Qué está mal con el éxtasis? Si los únicos efectos fueran los peligros que ya hemos descrito, suena como algo que no es realmente dañino. Ojalá eso fuera verdad. El NIDA informa que los efectos a corto plazo de la MDMA "son similares a los detectados con el uso de anfetaminas y cocaína. Estos efectos son:

"Dificultades sicológicas, entre ellas confusión, depresión, insomnio, deseo ardiente de droga, severa ansiedad y paranoia durante el tiempo en que se está tomando la MDMA y algunas veces semanas después de haberla tomado (ha habido casos incluso de episodios sicóticos).

"Síntomas físicos, tales como tensión muscular, limpieza involuntaria de los dientes, náuseas, vista borrosa, movimiento rápido de los ojos, debilidad y escalofríos o sudoración.

"Aumento del pulso cardíaco y de la presión arterial, un riesgo grave para personas con enfermedad circulatoria o cardíaca".

Algunos de estos efectos a corto plazo han sido fatales. La MDMA eleva la temperatura del cuerpo y causa sudoración profusa. Atrapados en la euforia inducida por la droga en el ambiente apiñado y caótico de un salón de baile (con hasta 2.000 concurrentes a la vez), consumidores de éxtasis que no se daban cuenta de lo que les estaba sucediendo, han muerto de extenuación por el calor y la deshidratación. Otros han muerto por beber demasiada agua en un intento por contrarrestar los efectos negativos de la droga.

"Entre el 3 y el 10 por ciento de la población blanca (no hay estadísticas disponibles para otros grupos) tiene un defecto genético que causa que se produzca menos de la principal enzima metabólica de la MDMA. Esto significa que si estas personas toman una dosis normal, puede ser una dosis excesiva para ellas. En Europa ha habido decenas de muertes relacionadas con este problema" (NewsWatch.org, "News You Can Abuse?" ["¿Noticias de la que se puede abusar?"], por María Szalavitz, 8 de diciembre de 1999).

La ausencia de cantidades normales de serotonina en el cerebro después del consumo de éxtasis se traduce en un estado mental seriamente deprimido, llamado "martes terrible" por los consumidores. No sabiendo lo que le han hecho a su organismo, algunos consumidores intentan contrarrestar su depresión tomando más píldoras de éxtasis. La primera dosis adicional puede exprimir un poco más de serotonina de sus neuronas de almacenamiento, pero el efecto es mínimo. Cualquier dosis adicional no servirá en lo más mínimo para aliviar la depresión. Las funciones normales del cerebro requieren de hasta dos semanas para reponer la serotonina.

Aunque son muy serios, estos problemas a corto plazo constituyen lo menor de los efectos negativos de tomar MDMA. Los problemas a largo plazo son perores, mucho peores.


Daño cerebral

Son varios los factores que causan daño al cerebro. Para poder entender esto, necesitamos echarle otra mirada a lo que la MDMA les hace a las neuronas del cerebro. Ya vimos que induce la descarga y el uso de grandes cantidades del neurotransmisor serotonina, y que impide la reabsorción de la serotonina a sus lugares de almacenamiento. Pero la MDMA también causa la descarga de otro neurotransmisor, la dopamina.

La MDMA permite que la dopamina regrese a las neuronas que previamente almacenaban serotonina. El resultado es catastrófico, porque la dopamina es tóxica a esas neuronas. Su capacidad para volver a almacenar serotonina sufre gran menoscabo, si no se arruina por completo. Sin serotonina, una persona sufriría de depresión clínica. Wilkie Wilson, profesor de farmacología en la Universidad de Duke, advierte la posibilidad de daño cerebral permanente en los consumidores de éxtasis. "La droga se está esparciendo tan rápidamente entre tantas personas que realmente temo que vamos a tener una generación de personas deprimidas".

¿De dónde viene el neurotransmisor dopamina? Es almacenado en sus propias neuronas, las cuales son inducidas a abrirse por la MDMA de la misma manera en que esta droga induce la descarga de serotonina. Cuando se ven forzadas a abrirse, las neuronas que almacenan la dopamina son dañadas en una forma que afecta el control motor. Según informa el NIDA, el daño a estas neuronas "es la causa básica de las alteraciones motoras observadas en la enfermedad de Parkinson".

El NIDA también informa que recientes hallazgos vinculan el uso de la MDMA con el daño a largo plazo a esas partes del cerebro que son esenciales para el pensamiento y la memoria. El informe cita investigación en monos expuestos a la MDMA durante tan sólo cuatro días que sufrieron daño cerebral que aún es evidente de 6 a 7 años después.

Todavía no podemos decir con absoluta certeza cuáles serán todas las consecuencias de tomar MDMA. Pero es obvio que no es una droga inofensiva.

"Se han acumulado tantas pruebas contra la inocuidad de la MDMA que aun aquellos que una vez pensaron que la droga era inofensiva, están muy preocupados" (Szalavitz, op. cit.). Szalavitz cita a John Morgan, farmacólogo de la Universidad de la Ciudad de Nueva York, quien al principio pensó que la mayoría de la gente no tenía que preocuparse por la toxicidad de la droga. El Dr. Morgan ha cambiado de parecer. Ahora dice: "A estas alturas no hay realmente mucha crítica posible [de los datos sobre la neurotoxicidad de la MDMA] . . . ahora es el tiempo de preocuparnos".


No solo los jóvenes cristianos sencillamente dicen "¡NO!" (yo puedo vivir sin eso)

Para el cristiano, el usar o no usar el éxtasis no es un dilema. Las personas que permiten que sus apetitos, las presiones sociales y lo que está de boga determine su comportamiento, tarde o temprano consumirán drogas.

En la lista de los comportamientos comunes de las personas que "van con la corriente", se encuentra "hechicerías" (Gálatas 5:20). La voz griega que se utiliza es pharmakeia, que abarca otros significados, siendo uno de ellos el uso de drogas. Nuestro vocablo farmacología proviene de esa palabra griega. Dado el hecho de que la naturaleza humana tiene una fascinación por el uso de las drogas, y que nuestro mundo presente tiene un mercado de drogas multimillonario que apela a los deseos de la gente, sólo personas de mente y carácter sanos tendrán la fortaleza para rechazar el uso de las drogas.

Un joven cristiano (sea hombre o mujer) respeta el hecho de que su cuerpo es "templo del Espíritu Santo" que le pertenece a Dios (1 Corintios 6:19-20). La salud es algo que se debe guardar y mantener celosamente, porque nuestros cuerpos no son nuestros y no debemos destruirlos.

Además de las consideraciones físicas, existen consideraciones legales. Es un acto criminal producir o vender éxtasis. Esa es suficiente advertencia para un joven cristiano que vive por este credo: "Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios . . . Porque los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al malo . . . Por lo cual es necesario estarle sujetos, no solamente por razón del castigo [consecuencias legales], sino también por causa de la conciencia" (Romanos 13:1, 3, 5).

En junio de 1985 la DEA le dio al éxtasis la clasificación número 1 de la Ley de Sustancias Controladas, una clasificación que generalmente se utiliza para narcóticos peligrosos que tienen un alto potencial para el mal uso y ninguna utilidad médica. (Otras drogas que tienen esta clasificación son la heroína y la LSD.) Los fabricantes y vendedores de drogas bajo esta clasificación están sujetos a multas de hasta $125.000 dólares y condenas de 15 años, pero se ha propuesto legislación que reforzaría estas sanciones.

Es nuestra esperanza que cualquiera que sea atraído por la seductora reputación del éxtasis reflexione seriamente a la luz de estos crudos hechos que están fuera de toda discusión. Los padres de estudiantes de preparatoria y universidad deben darse cuenta de que sus hijos por lo regular reciben volantes en que se les invita a bailes, con una "e" impresa en los volantes, anunciándoles a todos que el éxtasis estará disponible. Hablen con sus hijos acerca de los peligros del éxtasis.

¿Es el éxtasis una droga inofensiva? ¡De ninguna manera! La propaganda que así lo afirma es una gran mentira, y el precio que se paga por creer semejante mentira es altísimo.

-Cecil E. Maranville
Tomado de: click acá
Rehabilitación click acá



Abuso de éxtasis en EEUU crecen 75% entre 2004 y 2008

Washington (EFE). El número de visitas a salas de urgencia en EU por el abuso de la droga ilícita conocida como "éxtasis" se disparó en casi un 75 por ciento entre 2004 y 2008, según un informe divulgado hoy por el Gobierno.

El análisis de la Administración de Servicios por Abuso de Drogas y Salud Mental (SAMHSA, en inglés) indicó que el número de visitas a salas de urgencia en los hospitales de Estados Unidos aumentó en 74,8 por ciento, de 10.220 en 2004 a 17.865 en 2008.

Según el informe, el 69,3 por ciento de las visitas relacionadas al abuso de "éxtasis", una droga psicoativa ilícita, se registró en pacientes entre 18 y 29 años de edad, y el 17,9 por ciento en adolescentes entre 12 y 17 años.

El estudio de SAMHSA señaló también que el 77,8 por ciento de las visitas a las salas de emergencia involucró, además del "éxtasis", el uso de otras sustancias ilícitas.

La agencia federal indicó que en pacientes de 21 años de edad o mayores, el 39,7 por ciento había utilizado "éxtasis" junto con tres o más sustancias ilícitas.

El "éxtasis" es una droga de diseño, el 3,4-metilen dioxianfetamina, que se toma por vía oral y, en cuestión de aproximadamente media hora, produce una intensa sensación de bienestar, aumento de energía y, a veces, alucinaciones.

Una sobredosis puede causar, entre otros efectos, una subida del pulso o presión sanguínea, espasmos musculares, ataques de pánico, pérdida de peso y pérdida de memoria. También puede causar la muerte.

La directora de SAMHSA, Pamela S. Hyde, dijo en un comunicado que el resurgimiento del uso de "éxtasis" es "causa de alarma que exige atención y acción inmediatas".

Por su parte, el "zar antidrogas" de la Casa Blanca, Gil Kerlikowske, dijo en un comunicado que el informe sale en un momento crítico para EE.UU., ante el aumento del uso de drogas entre los jóvenes y que, al acercarse las vacaciones de primavera, "los padres deben recordar que siguen siendo una influencia poderosa y positiva en la vida de sus hijos".

"Mientras los estudiantes se preparen para sus viajes de receso primaveral, en los que normalmente es alto el uso de drogas y alcohol, aliento a los padres a que hablen con sus hijos... establezcan reglas claras y se mantengan al tanto de los planes de sus adolescentes", dijo Kerlikowske, director de la Oficina Nacional para el Control de Drogas de la Casa Blanca (NDCP, en inglés).

Kerlikowske señaló que la estrategia antidrogas de la Administración Obama pone un énfasis "sin precedente" en reducir los efectos y consecuencias del abuso de drogas en la salud pública, a través de programas de prevención y tratamiento, dirigidos en particular hacia las jóvenes.

visto en click acá

Índice completo de este sitio web: >>>>>>^click índice
QUE SE DIVIERTAN!!!


ok

3 comentarios:

  1. Pues yo llevo 6 años usando extasis, no es como si fuera adicto a ella solo la uso en algunas fiestas rave y eso depende d como este la economia, la verdad no he notado daño cerebral ni depresion clinica como dices tu.

    ResponderEliminar
  2. Hola anónimo, bienvenido a mi rincón; gracias por tu claro comentario.
    Al parecer olvidas lo que constituye a la adicción (sus síntomas son obsesión, compulsión, egocentrismo y alenación).

    Alienación: "Estado del sujeto en el cual éste se constituye en algo ajeno y extraño con respecto a la realidad a la que pertenece".

    La mente cerrada está formada por: postergación, complacencia y apatía.

    Con respecto a tus seis años invertido$$$ en esa actividad económica, por alguna razón me recuerda la actividad de Maite Mompo:

    Maite Mompó, entre el arpón y la ballena (Ver la última foto)

    Es como si uno preguntara "Me puedes ayudar a saber como puedo hacer para tener un accidente mortal o un infarto?" (debo aclarar acá que no descalifico en ningún sentido la noble causa de Greenpeace, solo lo menciono para establecer el contraste entre el sacrificarse a si mismo y a la familia para divertirse o para beneficiar a otros)

    Mi opinión personal es que tengas mucha paciencia, sigas consumiendo tranquilo/a, pues va por sorteo, va por turno, ustedes ya están en la fila, y es de la misma forma que los que van a las marchas y protestas callejeras y dicen " a MI no me va caer una pedrada": alguien le contestó: pues siga yendo, tenga paciencia, ya le va llegar su turno...

    Para como saber si soy adicto

    Dice una sabiduría: Si ya existen en el mundo DEMASIADOS peligros, PORQUÉ entregarnos a otro adicional, extra, aparte, sumado; voluntariamente?

    Y dice otra: nadie nos obliga a renunciar a nuestro sufrimiento; sigan lo mejor que puedan, hasta el amargo final...

    Saludos para todos...

    ResponderEliminar
  3. Ah! al parecer lo que nos hace adictos NO es la forma de consumir ni la cantidad consumida por unidad de tiempo, sino QUE ES NUESTRA REACCIÓN AL CONSUMO.

    La adicción abarca mucho más que el consumo de sustancias, pues el consumo de la sustancia favorita tan solo es el síntoma físico.

    Por ser una enfermedad progresiva como otras, el deterioro puede tardar en llegar, y tenemos diferente grado de tolerancia al dolor, por lo cual la velocidad de autodestrucción varía de un adicto a otro.

    ResponderEliminar

Porfa pincha en "seleccionar perfil"/"nombre/URL" y comparte tu página(si tienes) con nosotros escribiendo la dirección en el espacio "URL"...(luego pincha en "publicar un comentario") TOOODOS CALLARON MENOS: